La semana pasada se han depositado 96 millones de bolas de plástico, denominadas shade balls (bolsas de sombra), en el embalse Van Norman de Los Ángeles, la segunda ciudad más poblada de los EEUU, con el objetivo de paliar los efectos de la dura sequía sufrida en el verano y controlar las restricciones sufridas por los usuarios en el consumo de agua. Se pretende evitar la evaporación del agua del embalse creando una capa superficial como barrera ante los rayos solares.

Todos los estados californianos están ante la cuarta sequía estival consecutiva de magnitudes extremas, reflejada en la disminución de las cantidades disponibles en embalses y una ola de incendios que lleva arrasado en estas últimas semanas 28.166 ha.

El gobernador demócrata de California, Jerry Brown, sigue los pasos de Obama y defiende medidas globales ante estos eventos extremos consecuentes del cambio climático. En los últimos dos años han sido gastados un total de 200 millones de dólares en la lucha contra el fuego y 34 millones para la fabricación de estas bolas de plástico.

OBVIANDO LA HUELLA DE CARBONO

Las 96 millones de pelotas paliarán la situación crítica de sequía, pero surge una cuestión al respeto como es el intento de obviar la huella de carbono de estas bolas de sombra. Se trata de intentar solucionar un problema puntual a partir del empeoramiento ambiental global.

Por otra parte, la experimentación puede conllevar nuevas soluciones estándar para futuras situaciones similares. A pesar de ser una medida irracional desde el punto de vista ambiental por la contaminación del propio plástico, es probable que algún aspecto pueda ser tenido en cuenta positivamente por los países desarrollados, quienes contemplan como su terreno se convierten lentamente en un enorme desierto.

Pero más allá de intentar solventar un problema puntual de un bien básico como es el agua, queda escenificada con esta situación que la sociedad actual está parcheando las enormes heridas producidas por el ser humano en la Tierra.

Escrito por Diego Vilela Herranz

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, me considero una persona implicada en la sostenibilidad e interrelación de todas las acciones tomadas por la humanidad y sus diferentes repercusiones más allá de las rentabilidades económicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s